En la época en la que vivimos es normal que tu hogar sea cómodo y pequeño, ideal para pasar los días en una ciudad tan grande como la Ciudad de México, aunque el hecho de que no tengas tantos metros cuadrados disponibles no te impide sacarles el máximo partido para convertir tu hogar en un espacio iluminado y funcional.

Pon especial atención a estos consejos y ponlos en práctica para ver un increíble cambio en tu espacio.

1.- Aprovecha la luz natural

Cuando tienes una habitación bien iluminada, siempre dará la impresión de ser más amplia; te aconsejamos despejar ventanas con el objetivo de tener la mayor cantidad de luz natural durante el día.

También te puede funcionar la iluminación artificial, lo ideal es que la luz principal sea cálida y que los otros puntos de luz vayan hacia el techo, de este modo la habitación parecerá más alta.

2.– Usa colores claros

Los colores como el blanco y los tonos pasteles ayudan a que un espacio parezca mucho más grande, gracias a que reflejan la luz. Evita usar más de tres colores en una habitación y tampoco uses estampados en los muros

3.- Los vidrios serán tus aliados

El vidrio y otros materiales transparentes permiten el paso de luz, y no ocupan espacio visual.

4.- Espacios multiusos escondidos

Aprovecha el espacio debajo de camas y muebles para almacenar ropa que esté fuera de temporada, adornos o zapatos.

5.- Menos es más

No recargues el ambiente con muchos muebles u objetos decorativos y tampoco optes por muebles demasiado grandes.

6.- Siempre ten espejos dentro de las habitaciones

Al colocar estratégicamente un espejo, tus espacios se verán más grandes ya que aporta profundidad.

Seguramente estos consejos te ayudarán al momento de decorar una habitación con espacio reducido. ¡Que nada detenga tu creatividad!

(55) 7090 1202